Beneficios del uso del Calor Infrarrojos como calefacción en los hogares, empresas..

Beneficios del uso de la calefacción infrarroja

A los beneficios mencionados de ahorro energético y el confort que transmite los paneles radiantes al no ser percibido por los sentidos de la vista, el olfato o el oído, cabría añadirle que es especialmente saludable su uso, muy recomendado para personas alérgicas, con problemas respiratorios, para niños y ancianos, ya que no calientan el aire y, por tanto, no reseca las vías respiratorias.

Por otra parte, se considera la calefacción más ecológica que existe actualmente en el mercado, pues la emisión de co2 a la atmósfera es cero, a lo que añadimos su longeva vida útil, ahorrando, en este sentido, los que la usan tanto económicamente como en el consumo de materia prima, dando un respiro a la propia naturaleza. A este hecho podemos sumarle que suelen estar fabricados con materiales reciclables hasta en un 95 %.

Además, nos ofrece la seguridad de que al no calentar lo suficiente como para producir incendios o quemaduras en las personas, tenemos la tranquilidad de poder dejarlo encendido a solas con menores o incluso sin nadie en la vivienda, para que mantenga el calor.

Por último, cabría señalar las posibilidades decorativas que posee, pues existen todo tipo de diseños de las placas que proyectan este tipo de calor, muy creativos y variados, que se adaptan a la decoración global de la vivienda. De hecho, existe paneles infrarrojos con imágenes de cuadros famosos, como espejos o simulando una pizarra completamente útil.

¿Cómo funciona el calor por infrarrojos?

Es bueno para la salud, amigable con el medio ambiente, ahorra dinero, no es peligroso. ¿Cómo puede existir una calefacción así? Y sobre todo, ¿cómo funciona este tipo de calor para que todo esto sea posible?

Por comparación con la mayoría de calefacciones, que solo calientan los espacios a través del aire, como transición del calor o convección, dejando zonas frías en paredes y suelo y calentando las partes más elevadas de los inmuebles, el calor por infrarrojos no se transmite por el aire, sino por ondas infrarrojas o por el llamado calor radiante.

Son, precisamente, los elementos como el suelo, el techo o las paredes los que acumulan el calor y lo van desprendiendo lentamente a su alrededor (templado envolvente), ofreciendo esa sensación tan confortable de calor global, sin un foco determinado. Se podría comparar acertadamente con el proceso que imita el sol al calentar la Tierra.

Más información sobre nuestros PANELES RADIANTES por INFRARROJOS

no dude en LLAMARNOS al teléfono

653 33 34 83 

Envíenos un Emailecocalor@ecocalorinfrarrojo.com

o rellene el FORMULARIO

Paneles Radiantes Infrarrojos